Certificaciones

¿Qué es la certificación?

Es el resultado positivo tras evaluar el grado de cumplimiento de un sistema de gestión, producto, proceso, servicio o persona, con respecto a los requisitos de una norma técnica. Constituye un instrumento eficaz para la defensa del consumidor y la competencia leal entre empresas; contribuye al crecimiento, el desarrollo de las organizaciones y su competitividad a través de un mejor posicionamiento en los mercados.

¿Por qué certificarse?

La certificación constituye un elemento diferenciador en el mercado, ya que no solo mejora la imagen de los productos, procesos o servicios ofrecidos, sino que también favorece su desarrollo y afianza su posición. Esto permite ganar cuota del mercado y acceder a mercados internacionales gracias a la confianza que genera ante los clientes y los consumidores.

A nivel de la gestión interna de la organización, la certificación sirve como un medio para mantener y mejorar la eficacia, pone de manifiesto los puntos de mejora, aumenta la participación del personal y promueve el uso eficiente de recursos.

Beneficios de la certificación con INTECO

  • Evita multiplicidad de evaluaciones e inspecciones por parte de los clientes.
  • Satisfacción de exigencias contractuales y legales.
  • Genera un clima de motivación y participación para la mejora de la calidad y la protección del medio ambiente.
  • Mantiene activo un sistema de gestión, basándose en criterios internacionalmente reconocidos.
  • Constituye un efectivo instrumento de gestión de demostración fehaciente.
  • Produce una rápida respuesta de los mercados.
  • Reducen considerablemente sus costes de producción y reparación de errores.
  • Satisfacción de los requerimientos del consumidor.
  • Incrementan su calidad (incluyendo los servicios, plazos de entrega, garantía, entre otros).
  • Mejoran el nivel de satisfacción de los clientes.
  • Mejoramiento continuo de la empresa.
  • Contar con una guía sobre empresas con capacidad evaluada para cumplir con los requerimientos de sus clientes (confianza al cliente).
  • Mayor posicionamiento en los mercados.
  • Mejor control de los proveedores, reducción de costos y esfuerzos para aceptar y mantener proveedores clasificados basándose en la calidad.
  • Fortalece su funcionamiento, aumentan la motivación y participación del personal y mejoran la gestión de los recursos.